Mendeley, una buena opción

Muchos investigadores que han organizado sus referencias bibliográficas de forma eficiente en gestores como RefWoks o EndNote, se han preguntado, ¿qué hacer con la multitud de pdfs que se han ido acumulando fruto de mis pesadas búsquedas bibliográficas?.

Lo normal es que esos pdfs formen parte de una compleja estructura de directorios y carpetas dentro de nuestro PC, portátil o, como sucede a menudo, en un simple USB, sin copia de seguridad!!!. Pero hay una salida para este descontrol: Mendeley.

Vamos a resumir en unas cuantas pinceladas las características se este software tan recomendable para el trabajo investigador:

  • En primer lugar, es un sofware gratuito, que requiere de un registro previo. Lo de gratuito hay que puntualizarlo, puesto que, al tratarse de un software comercial, tiene sus contrapartidas económicas. A partir de 1Gb de almacenamiento, cobran (aún así vale la pena).
  • En segundo lugar, requiere una instalación en nuestro ordenador, a diferencia de otros gestores como RefWorks o EndNote, que viven en la nube de Internet. Pero también esta cuestión necesita una puntualización. Mendeley funciona a dos bandas, es decir, recogeremos nuestras referencias y pdfs en Internet a través del portal web de Mendeley y luego lo sincronizaremos con el software instalado en nuestro ordenador. Genial, tenemos una copia de seguridad garantizada.
  • Funciona con la mayoría de proveedores de contenidos, como PubMed. Simplemente tenemos que arrastrar el link “Import to Mendeley” a la barra de marcadores de nuestro navegador. Cuando realizamos la búsqueda en PubMed, por ejemplo, y queramos guardar los resultados, pulsamos en el marcador “Import to Mendeley” y voilá, quedan los registros almacenados.
  • ¿Y los pdfs?, con arrastralos a la ventana de Mendeley es suficiente, quedarán almacenados con todos sus datos bibliográficos completos, sin que tengamos que hacer nada. Y, lo más alucinante, ¡podemos hacer anotaciones en los pdf!.
  • Por supuesto, podemos utilizar un sinfín de formatos bibliográficos como Vancouver, y en todo caso, siempre podremos exportar los registros a otro gestor como RefWorks por si queremos afinar algo más la presentación de la bibliografía.
  • La cita en Word con Mendeley es fantástica. Solamente tenemos que instalar el plug-in correspondiente, y comprobaremos lo fácil que es citar en texto con este software.
  • Por último, Mendeley no solamente es un fantático gestor bibliográfico, o quizás mejor dicho, un gestor de documentos, sino que tiene una vertiente social que le hace especialmente atractivo, ya que podemos compartir nuestro trabajo con nuestros colegas.

¿Alguién da más?

Publicado el 1 de diciembre de 2011 en gestion bibliográfica, software. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Queremos saber tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s